ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
REST. BIO/ORGANIC
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA






Motel Empordà su receta y el vino Collection Blanc de Perelada

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

PISCO BEER
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.




Un cocktail  para compartir. Puede elaborarse en una jarra grande que podemos guardar en la nevera. Se prepara en batidora eléctrica. Servimos: medida y media de pisco, una medida de zumo de lima, un huevo entero y cuatro medidas de cerveza negra (una Mahou negra nos irá perfecta), jarabe de azúcar al gusto, añadimos cinco cubitos de hielo; batimos durante unos quince segundos  hasta que quede bien ligado y, servimos en una copa alargada tipo flauta a la que previamente hemos mojado su borde con zumo de lima y coronado con azúcar. Finalmente espolvoreamos canela molida.


Javier de las Muelas


HISTORIA DEL BAR


Como nace el Bar?. Si tratamos de remontarnos a los orígenes del bar actual, seguro pensaremos en los salones y tabernas del Far West americano. Estas cantinas, instaladas por emigrantes eran similares a las de sus países de procedencia.
Pero ya en el antiguo Egipto, a lo largo de diversas rutas, existían posadas de descanso a intervalos regulares para la gente que viajaba. En estos lugares había herreros, doctores, conductores de carros y personal que elaboraba comidas y daba de beber.
El imperio Romano tenía un departamento especial para transporte, obras viales y alojamiento que era el “Cursus Publicus”; Nerón tenía espacios habilitados para viajeros oficiales o invitados del estado donde se servían diversos manjares acompañados de vino y cerveza; estas acomodaciones eran atendidas por un administrador, que sería el precursor del oficio de bartender, sommelier o maître que se conoce. Llegando a la Edad Media donde surgen pequeñas tiendas públicas llamadas tabernas donde se venden vinos y bebidas espirituosas.
A finales del siglo XVII en París, se regula el funcionamiento de las tiendas expendedoras de bebidas al establecer que podrán vender vino no sólo para llevarlo a casa sino que podrá consumirse en ellas y, alrededor de 1700 aparecen en Inglaterra los primeros establecimientos que se denominan Bar; nombre que se generalizará mundialmente ya que el mueble donde se atiende a los clientes tiene una baranda cilíndrica de madera asentada en un mostrador. El bar americano tal como lo entendemos hoy en día es algo muy inglés.
La triada de Bar, Barman y Cocktail inicia su ascenso durante la Gran Guerra, para alcanzar plena popularidad después de la Segunda Guerra Mundial.
El Bar se convierte en punto de reunión, donde las personas en un clima de relajación pueden perder un  poco de su individualidad y sentirse más unidas al resto de los parroquianos. El eje de este lugar tan especial es la barra, y el apoyar un pie en su estribo y dejar que la mente viaje dejándose envolver por un aislamiento agradable, aún cuando tenga a su alrededor decenas de feligreses que admiran los movimientos precisos del barman, cantinero, tabernero, figonero o bartender, del sumo sacerdote en definitiva, oficiando los más precisos y deliciosos cocktails envuelto en destellos de luz que surgen de las botellas que escancia, forma parte de la liturgia.

Javier de las Muelas