ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
VINOS Y RESTAURANTES
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMATORTILLA DE KOKOTXAS DE BACALAO, LA RECETA DE HADDOCK Y EL VINO NOMÉS GARNATXA BLANCA 2018

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

Lugar del mes

DINOU, DE PADRES A HIJOS

Carrer del Comerç, 2, · 08800 Vilanova i la Geltrú, Barcelona · Telf. 938 14 33 02

Restaurant Xarcuteria Coloma: 30 años de fidelidad [ Ir a LUGARES CONCRETOS ] [ Volver ]
 

Twitter

Facebook


Hace 30 años, cuando el puerto deportivo de Masnou ocupaba  apenas una tercera parte que hoy, ya nos dejábamos caer por aquí. No había nada mejor que acabar la jornada del viernes en la pequeña escuela de Premià y sentarnos a cenar en este  bello comedor con aires de camarote y elegancia marinera. En verano, valía la pena  disfrutar de la terraza, la brisa, el pescado fresquísimo, las botellas de cava bien elegidas, los quesos multilingües, los  embutidos del país, las chacinas del sur,  el foie-gras y  el  micuit de las ocas del Languedoc, los caviares lejanos venidos del frío, los salmones de Noruega,  los salazones de todos los mares, etc, etc. Y todo a la vista, con ese  descarado esplendor que sólo tiene la abundancia en la despensa,  las charcuterías que han sabido escoger lo mejor de cada territorio para ofrecérselo a un cliente que viene a la casa esperando siempre el mismo nivel en el producto, en la cocina, en el trato del servicio, en la pulcritud del ambiente, en la confidencia.


Mucho han cambiado las cosas en gastronomía desde aquellos 80 en los que justo despertábamos a un mundo que estaba por explorar, abría sus carnes en flor para el disfrute de aquellos que ya no se sentían intimidados por el pecado de la gula. Cada nuevo producto era un descubrimiento que el propietario- charcutero en sus inicios- explicaba a los comensales para compartir con ellos el deleite de un queso magnífico,  una carne roja apenas rozada por el fuego,  un vino excepcional, un ron añejo- modales de indiano- que gustaba de paladear de madrugada,  entre  el balanceo de las barcas y el  habano que se deshilacha en  la quietud de este Maresme  recoleto y gourmet.


Entonces este lugar que aún permanece en pie, casi idéntico, se llenaba de gentes que  compraban productos difíciles de encontrar en otras latitudes, para llevar a sus embarcaciones, sus casas, o, simplemente, para degustar en el comedor en una cena  que hoy llamaríamos casual, pero que poco tiene que ver con el concepto de informalidad actual.  Una simple ojeada al escaparate que uno tiene a mano derecha, nada más entrar, o a la cantidad de botellas que se exhiben por las estanterías, se puede deducir que lo que Coloma pretende es ser referente de los buenos gourmets de la zona. Pero, Coloma  ha dado siempre  una vuelta de tuerca más.  Se saltó la norma de la charcutería delicatesen que pone en práctica la degustación de una cocina sencilla para entrar de lleno en un tipo de platos  algo más elaborados, más del gusto de un público que busca por igual clasicismo culinario, mercado, estacionalidad y tradición gastronómica. Si bien podríamos comparar el restaurante Charcutería Coloma con  Casa Alfonso,  El Jabalí o  La Garriga, aquí aún tienen  cabida los solomillos Café de Paris o los canelones de pescado, verduras , gambas y salsa de cigalas, lo que sin duda habla por sí sólo de sus pretensiones gastronómicas. En su carta, toda ella espectacular, es posible encontrar una buena hamburguesa de buey – esta sí es gourmet, de verdad-, la clásica vichissoise que ya no se sirve en ninguna parte, pero también un arroz marinero, un suquet de rape, unos guisantes del Maresme cuando es temporada o  un lomo de bacalao confitado y gratinado con mousselina de ajos tiernos. Todo sin altibajos de un día para otro, sin sorpresas, sin excusas que no justifiquen el precio.


En mi última visita caí de nuevo en la tentación de un plato que siempre pido porque no consigo que nadie iguale la calidad del  jamón de pato de esta casa. Es simple y perfecto. Tomate finamente cortado, jamón de pato, parmesano, aceite de oliva virgen extra. 30 años y aún no me he cansado de esta tríada. Seguimos con una receta frugal: dados de atún rojo en sashimi con guacamole y un leve toque crujiente de kikos. Imposible no disfrutarlo cuando el atún es tan sabroso como en este caso. Una última elección para una noche en la que, simplemente, pretendíamos, brindar con una cava de las bodegas Parxet ( Titiana Vintage Brut Nature 2008) por una larga y azarosa travesía: unos huevos con jamón ibérico de bellota. Sin comentarios……La fidelidad es una virtud muy denostada.


XarcuterIa RestaurantColoma
Port Esportiu, 17-19
Barcelona, Masnou, El, ES, 08320 , (+34) 93 555 5102
 Abierto todos los días, mediodía y noche.

Precio aprox. 50 euros, dependiendo de las bebidas.
Menú mediodía: 22 euros.

Por Inés Butrón

Licenciada en filología hispánica por la UB, periodista, escritora y autora de varios libros sobre temas gastronómicos: Ruta gastronómica por Cantabria,  Ruta Gastronómica por Andalucía y  Ruta Gastronómica por Galicia, Salsa Books, Barcelona 2009. Comer en España, de la subsistencia  a la vanguardia. Ed. Península. Madrid 2011"