ACTUALIDAD
QUIEN ES MIQUEL SEN
EDITORIAL
CRÓNICAS
NOTICIAS
LOS TEMAS
ANÁLISIS
RESTAURANTES
BUENAS OPCIONES
COMER BIEN DE MENÚ
LUGARES CONCRETOS
BODEGA
PRODUCTOS
RECETAS
RECETAS HEREDADAS
Y ADEMÁS
LINKS DE INTERÉS
ARTÍCULOS EN CATALÁN
CONTACTO
PORTADA









EL TEMAQuim y Yuri, de El Quim de la Boqueria y su receta maridada con Priorat Cruor 2015

Miquel Sen en LinkedIn

Siguenos en TwitterFacebook


Share
Menéa esta página

GIN&TONIC
Por Javier de las Muelas
[ Ir a CRÓNICAS ] [ Volver ]

Javier de las Muelas: Javier de las Muelas está considerado uno de los más prestigiosos cocktailman al nivel mundial. Se inició en el mundo de la coctelería hace 30 años creando sus Gimlets, lugares de referencia en Barcelona, como otros locales míticos de su propiedad, entre ellos Dry Martini, reconocido internacionalmente como uno de los 10 mejores bares del mundo. Creador de una nueva línea de coctelería, es colaborador del diario La Vanguardia. Desde 2002 aloja en su almacén el restaurante clandestino Speakeasy, un reservado que recoge el espíritu de aquellos locales clandestinos que surgieron en las principales ciudades norteamericanas en los tiempos de la ley seca.







En el Gimlet y Dry Martini lo preparamos en un vaso de cristal alto y ancho diseñado por nosotros homenaje al vaso de sidra; le añadimos siete cubitos de hielo cilíndrico, cristalino, tipo ITV y, servimos una copa de ginebra Bombay Sapphire (6-7 cl), un botellín de Original Indian Tonic Schweppes (20 cl.), un par de rodajas de lima o limón; removiéndolo a continuación ligeramente con una cucharilla de bar. El Gin&Tonic es un cocktail sin trampa, ni cartón. 
Deleitémonos con el acompañamiento de clásicos de Rod Stewart o con el álbum For your pleasure de Roxy music

Fue en 1870 cuando se crea la tónica Schweppes. Un icono. Esta bebida era heredera de la que bebían los ingleses que fueron a la India -a mayor gloria del Imperio Británico-, que tomaban quinina para combatir la malaria y otras fiebres y que se acostumbraron a mezclarla para mitigar su sabor amargo, con limón y soda. El resultado, sola o mezclada con ginebra, acabó teniendo tanto éxito, que la llevaron consigo de vuelta a Inglaterra convirtiéndola en la bebida nacional. Había nacido el Gin&tonic.

JAVIER DE LAS MUELAS